Confinamiento y su efecto a nivel de la ESPALDA

Como las malas posturas nos afectan?

En esta temporada de confinamiento el estrés ha sido máximo. Desde que hemos podido empezar nuestra actividad al principio del mes de mayo, hemos observado que el teletrabajo, la jardinería, el bricolaje, o el miedo del futuro son las causas más importantes de los dolores de espalda de nuestros pacientes.

De hecho, durante este confinamiento, fue necesario adaptarse a todos los niveles. Encontrar nuevas actividades que parezcan inofensivas, como los deportes en casa, adaptar su postura laboral, lo que se dificulta por la falta de equipos adecuados en el hogar, y con personas que a menudo terminan en el sofá con el portátil.

También hay una falta de movimiento. En tiempos normales, nos movemos mucho más. En casa solo es pisotear. Y es lo peor para las lumbares y las cervicales.

Sin contar con el estrés más emocional, debido a la inestabilidad del momento, y la falta de visibilidad del futuro. Todo esto afecta nuestra columna vertebral y nuestro sistema nervioso.

Es el momento más que nunca para cuidar su espalda y su salud para adaptarse de la mejor manera y vivir esta situación con la mayor armonía física y emocional posible.